viernes, 30 de diciembre de 2011

Esperando al fin de año

Los últimos días antes de la Nochevieja son de una tensa espera. Sabemos que no es trascendente, que se trata tan solo de un calendario de los muchos posibles, pero no podemos racionalizarlo todo: las últimas compras, los preparativos para la cena, las campanadas de televisión y los brindis para celebrar un año más se imponen. Supongo que si el mundo se acabara en siete días, también cenaríamos, nos mandaríamos mensajes y brindaríamos, si no por el futuro, por el pasado, que también se añora. Os deseo, puesto que el mundo seguirá girando con la crisis sobre nuestras espaldas, un feliz y saludable año 2012.

2 comentarios:

  1. Nos seguiremos viendo, espero que, si en otros marcos, con la misma alegría. Un abrazo.

    ResponderEliminar